Reseña: La mujer de verde de Arnaldur Indridason



Es la primera novela que leo de Indridason y me ha gustado mucho el estilo y la forma de enfocar la trama y como va encajando las piezas. 
La novela, como buena novela negra, permite adentrarnos en conocer episodios relacionados con la historia de Islandia y hacer un retrato social de un determinado momento. 

El desencadenante de todo es el hallazgo de unos restos óseos en una obra que datan de la segunda guerra mundial. A partir de aquí empieza una cuenta atrás para poder identificar los restos, algo que con gran maestría Indridason nos sumerge en la realidad de los procesos: todo es lento, demasiado lento y no rápido como en las series de televisión. Y esa lentitud es la que se alía con la trama del esqueleto, pues paralelamente tenemos capítulos de flash-back a esa época que nos hace intuir que tienen relación con esos restos.

A través del viaje en el tiempo, Indridason nos da a conocer la ocupación en Islandia por parte de los aliados, los problemas que generaron en la sociedad islandesa. Pero también nos abre los ojos a un tema, no solo del pasado, si no muy actual: el maltrato a la mujer, la violencia doméstica.  Es una radiografía dura y cruda. 
El caso es llevado por el policía Erlendur, un deshecho de hombre, con problemas familiares, una hija con problemas con las drogas. Erlendur va investigando, excavando el pasado para poder dar respuesta a esos huesos. Lucha contra su equipo, que no ven lógico seguir perdiendo tiempo en un esqueleto de la segunda guerra mundial. Pero él sigue y persiste.

Está narrada en tercera persona.

Lo que más destacaría de la novela es la gran maestría con la que las dos historias, presente y pasado, van avanzando hasta coincidir en su resolución.

Una novela negre muy recomendable para dejar que te sorprendan, para conocer algo de la historia de Islandia y, sobre todo, tomar conciencia del infierno que padecen mujeres ahogadas en el maltrato.

Puntuación: 5/5

Sinopsis


La novela que ha convertido a Indridason en un fenómeno editorial del género negro. El latido narrativo de La mujer de verde –un best seller en países como Suecia, Noruega, Francia, Dinamarca o Alemania y, por supuesto, España– parte de la imbricación que la narrativa del autor islandés tiene en la realidad social, siempre completada con una cierta mirada histórica. Aquí el tema de fondo es la violencia doméstica, doloroso espejo en el que da miedo verse reflejado. Pero ante el que Indridason imparte toda una lección: son “asesinatos de almas”. La mujer de verde obtuvo el Golden Dagger, el prestigioso premio concedido en Gran Bretaña de la Crime Writers Association. En esta sensacional novela, Indridason parte del hallazgo de un hueso de una costilla humana en una urbanización de Reykiavik, conocida como Barrio del Milenario. Localizado el cadáver enterrado en el solar de un edificio en construcción, Erlendur, Sigurdur Óli y Elínborg tendrán que esperar a que los arqueólogos caven y analicen a quién o quiénes corresponden los huesos, que llevan ahí, aparentemente, al menos entre cincuenta y setenta años. Pero Erlendur no tiene paciencia: la investigación tratará, entre tanto, de recomponer qué era aquel lugar entonces, en plena Segunda Guerra Mundial.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux