Reseña: ¿Quién domina el mundo? de Noam Chomsky



Lamento decir que al leer este libro las sensaciones que a uno le quedan no son muy buenas: desamparo, manipulación, mentiras y, lo más preocupante, un futuro muy incierto.

Noam Chosmky nos abre los ojos ante la gran potencia mundial, Estados Unidos, pero también ante todas aquellas potencias que van de la mano del país más poderoso del planeta. El libro es un ensayo sobre cómo reina Estados Unidos, bajo qué paraguas, cuál es el origen de este poder, pero también cómo está siendo su declive (algo previsto por Al-Quaeda, que perseguía debilitar al todopoderoso Estados Unidos con constantes inversiones en guerras...como así ha sido).

Si por algo destaca Chomsky es por la veracidad de sus datos. Es un autor que no habla por hablar. Las últimas 50 páginas del libro son las referencias de dónde extrae la información, los datos y declaraciones.

Kennedy, Clinton, Bush, Obama... todos son mencionados, analizados y, sobre todo, desenmascarados. Destaca en especial las menciones a Obama y como nos descubre un personaje político totalmente diferente al que se nos enseña. La doble moral de Obama es alarmante y llega incluso a superar en ciertos aspectos macabros a algunos presidente, que dudaríamos en clasificar como belicista, como Bush. Al final, uno se da cuenta del producto de marketing que ha sido Obama, pero hacia adentro, sus políticos han sido igual o más de duras que sus antecesores. 

Chomsky analiza episodios destacados de la historia, con presencia de los Estados Unidos: el episodio de los misiles de Cuba, la subida al poder de Pinochet, Vietnam e Indochina, Irak, Israel y Palestina. Chomsky no justifica la violencia recibida en ciertos atentados, pero si que nos hace reflexionar de cómo se llegó a esa situación y, como en la mayoría de ocasiones, se podría haber evitado con una buena diplomacia, algo que Estados Unidos siempre se ha negado a adoptar. Un ejemplo es los atentados de 11-S. Antes de que sucedieran, Afganistan puso a disposición de EEUU a Bin Landen y toda una serie de sospechosos, algunos relacionados con los atentados. Pero EEUU se negó y prefirió aplicar la fuerza, algo que alimentó más la postura radical los terroristas.

Sin embargo, un aspecto muy preocupante es la advertencia que hace Chomsky hacia una inminente catástrofe, pudiendo poner en peligro la especie humana y de la que no somos conscientes (básicamente por que se esconde a la opinión pública, tal como ejemplifica en muchos casos). Hay dos sucesos que marcarán el destino de la humanidad: las armas nucleares y el cambio climático descontrolado. 
Del primero dice que nos hemos salvado por los pelos en multitud de ocasiones. Enumera una serie de conflictos, en los que solo dependía de apretar un botón para iniciar una guerra nuclear. Y en la mayoría de ocasiones se evitó por que ciertos mandos desobedecieron órdenes de atacar. Sin embargo, avisa de que el riesgo es muy elevado (más del que nos pensamos). 
Y del segundo, el cambio climático, advierte que cada vez hay menos margen para rectificar. Informes científicos, de la NASA y de multitud de ONG ponen sobre la mesa el peligro que corremos, pero todo es callado, sobre todo por Estados Unidos y sus diferentes presidentes, que luchan para hacer creer a la opinión púbica que el cambio climático no depende del hombre. Y lo más preocupante es que parece conseguirlo, para beneficio de las empresas.

Un libro imprescindible para tomar conciencia de lo que nos han engañado, nos engañan y del peligro que nos viene encima.

Su última reflexión lo dice todo:

"¿quién gobierna el mundo?, puede que queramos replantear la pregunta de esta forma :¿qué principios y valores gobiernan el mundo? "

Puntuación: 5/5

Sinopsis

Quién domina el mundo?, encarnizado, implacable y meticulosamente documentado, proporciona la explicación indispensable de los conflictos y peligros clave de nuestro tiempo que siempre se espera de Noam Chomsky.
En un análisis incisivo y concienzudo de la presente situación internacional, Chomsky argumenta que Estados Unidos, por medio de sus políticas predominantemente militaristas y su ilimitada devoción por mantener un imperio de escala mundial, está arriesgándose a una catástrofe que destrozaría los bienes comunes del planeta. Recurriendo a una amplia variedad de ejemplos, desde el programa en expansión de asesinatos mediante drones hasta la amenaza de una guerra nuclear, pasando por los puntos críticos que representan los conflictos de Irak, Irán, Afganistán e Israel-Palestina, Chomsky ofrece reflexiones inesperadas y cargadas de matices sobre el funcionamiento del poder imperial en un planeta cada vez más caótico.
De paso, el autor proporciona un brillante estudio acerca de cómo las élites de Estados Unidos han ido aislándose cada vez más ante cualquier restricción que la democracia pretenda imponer a su poder. Mientras el grueso de la población es empujada a la apatía –desviada hacia el consumismo o al odio al vulnerable–, a las corporaciones y los ricos se les permite, cada vez más, hacer lo que les plazca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells