Reseña: El brillo de las luciérnagas de Paul Pen




Paul Pen nos muestra que tan importante es el contenido (la trama, la historia), como la forma de contarlo.

Una gran novela que absorbe y nos hipnotiza.

He de reconocer que Paul ha conseguido generar en mi la sensación de ahogo y oscuridad al ponerme en la piel de una familia que vive en un sótano. Hay pasajes en los que deseas cerrar el libro y mirar por la ventana para oxigenarte.

La historia nos atrapa desde el principio pues Paul Pen nos presenta a una familia, padre, madre, tres hijos (dos hijos y una hija) y la abuela que viven en un sótano desde hace diez años. No sabemos por qué ni qué ha ocurrido. La acción empieza así. Con la familia en sus quehaceres diarios. Poco a poco, la narración nos irá desvelando ciertos detalles.

La historia está narrada en primera persona, siendo el protagonista el hijo más pequeño, con diez años. Es todo un acierto, pues su inocencia y su ignorancia crea mayor incertidumbre a la razón de porque la familia vive en el sótano.

Los padres y la hermana mayor están están desfigurados por un incendio, que parece ser el motivo por el que se esconden. La abuela está ciega y el hermano mayor padecer un trastorno mental.
A mitad de la novela, en un momento clave, la historia hace un salto diez años atrás para explicarnos el motivo de que la familia viva en el sótano. Esta parte está narrada en tercera persona.
Luego vuelve a retomar la narración el pequeño, que irá abriendo los ojos poco a poco, desenvolviendo todas las mentiras que le han ido acompañado en sus diez años bajo tierra.

Genial narración, utilizando de forma magistral la primera narración para crear mayor confusión en el lector. Creo que es un gran ejemplo de como utilizar el recurso de la primera persona dando coherencia a la trama.

El final es casi lo de menos. Para mi, la parte de flash-back es la que más impresiona y permite entender todo. El final de la primera parte, narrada por el pequeño, es fantástico, de esos que quedan en la memoria. Una simple frase que me ha hecho exclamar: "¡ostras!".

Paul Pen juega con nosotros, con nuestra percepción, crea ilusiones como un mago que nos enseña como corta en dos a la persona pero sabes que existe un truco. Es igual.

Los personajes están muy bien trabajados: la inocencia de nuestro protagonista, un padre odioso, violento, una madre protectora, una abuela enigmática, una hermana distante y un hermano mayor que no entiende la realidad. Cada uno a su manera, aumenta la sensación de angustia en el lugar.

Al igual que en su primera novela, El aviso, el protagonista es un niño y Paul Pen muestra una gran capacidad de mostrarnos la forma de pensar y de ver el mundo de un niño que no entiende lo que le envuelve.

Un dato curioso: en toda la novela no hay ni un nombre. Cada personaje es nombrado por su rol: padre, madre, hijo, hermana, hermano, abuela.

Una gran novela. No tiene desperdicio. Genial, fantástica.

Puntuación: 5/5

Sinopsis: 

Es un niño de diez años curioso, inteligente, soñador y muy imaginativo. Sería un niño como cualquier otro si no llevara toda su vida encerrado en un sótano impenetrable junto a sus padres, sus dos hermanos y su abuela, todos horriblemente desfigurados por un misterioso incendio del que nadie habla. Pero la vida oculta de l a familia va a cambiar: su hermana acaba de dar a luz, el Hombre Grillo acecha peligrosamente en las sombras y él recibe la visita de unas misteriosas luciérnagas, cuyo potente brillo le animará a intentar escapar del sótano en busca de la verdad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells