Reseña: Sin luz al final del túnel de Bruno Nievas


<!-- more -->

Una novela corta que juega con la realidad y los sueños, que no deja indiferente una vez llegas a la última palabra. 
Me ha recordado a la Matrioska o la muñeca rusa que dentro tiene otra muñeca y esta otra a su vez, así hasta llegar a la más pequeña. Pues esta novela de Bruno Nievas es algo parecido, una historia, dentro de otra, dentro de otra... Bruno nos demuestra una gran agilidad para jugar con nosotros y moldear la realidad a su antojo para hacernos dudar de si lo leído anteriormente es real o no hasta llegar al final y dudar de todo.
Una buena trama, mezcla de novela negra, ciencia-ficción y misterio que nos adentra en el misterioso mundo onírico. 
Es inevitable pensar en ciertas películas o novelas al leer el libro (algo que claramente expone Bruno al final, queriendo homenajear ciertas obras que juegan con esa realidad/sueño). El primer pensamiento es hacia Matrix, pero también hacia Orígenes, de Leonardo Di Caprio, sin embargo, mi primer pensamiento, mientras leía, iba asociado a una de mis novelas preferidas (o Nivola como lo definía su autor) del gran Miguel de Unamuno, Niebla.
El personaje de Richard Anderson está muy elaborado, con esos brotes psicóticos que Bruno nos adentra en su mente mediante la exposición en cursiva de sus propios pensamientos. El autor consigue transmitir muy bien la angustia de padecer esa sensación de saber que lo real no es lo que uno percibe pero al mismo tiempo dudando de lo que puede ser real.
Todo un juego narrativo que te engancha sin poder dejarlo de leer ni un momento.
Es el tercer libro de Bruno Nievas que leo, tras Holocausto Manhattan y Realidad Aumentada, y su estilo me gusta mucho. 

Lo recomiendo mucho

Puntuación: 5/5

Sinopsis

Richard Anderson es un escritor famoso, sus novelas se venden en todo el mundo y han originado una famosísima serie de películas protagonizadas por un carismático agente secreto, Michael Bailey, tan inteligente como cruel. Pocos saben que la fuente de ideas de Richard son sus sueños, que puede almacenar gracias a una revolucionaria máquina. Y lo que nadie sabe tampoco es que, a falta de escribir tan solo una escena para culminar su saga de novelas, su último sueño se ha transformado en una pesadilla real... de la que no sabe si saldrá con vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Personajes principales y secundarios