Reseña: Como nos venden la moto de Noam Chomsky e Ignacio Ramonet


<!-- more -->

Este libro es una bofetada a la conciencia. Chomsky hace un ensayo sobre la manipulación de los gobiernos, a través de los medios de comunicación, de la opinión pública para llevar a cabo sus propósitos. Los principales ejemplares que usa Chomsky son las guerras: como una sociedad contraria a la intervención bélica de sus tropas, acaba aceptando e incluso apoyando que su país envíe soldados ya sea en Irak, Vietnam o para la primera Guerra Mundial.
El libro se divide en dos partes, la de Chomsky y la de Ignacio Ramonet, que nos expone sus ideas sobre el Pensamiento Único y el nuevo poder mundial, que no tiene nada que ver con la política, sino financiero. 
Uno de los elementos claves para entender la manipulación en la sociedad es la propaganda, de la que Chomsky dice que lo que se busca es producir en la población la aceptación de algo inicialmente no deseado.
Según Chomsky, en una democracia hay distintas clases de ciudadanos:
- Los que asumen algún papel activo en cuestiones generales relativas al gobierno y la administración. Son personas especializadas, toman decisiones, ejecutan, controlan. Son un porcentaje pequeño de la población total.
- El resto: El rebaño desconcertado. Son meros espectadores.
Lo que busca el primer grupo es protegerse de este Rebaño Desconcertado cuando brama y pisotea.
Este Rebaño Desconcertado no ha de alcanzar nunca la cota de ejecutor ni la libertad suficiente para decidir, ya que no está preparado para ello.

Algunas citas del libro:

"La mayoría de los individuos tendrían que sentarse frente al televisor y masticar religiosamente el mensaje, que no es otro que el que dice que lo único que tiene valor en la vida es poder consumir cada vez más y mejor y vivir igual que esta familia de clase media que aparece en la pantalla y exhibir valores como la armonía y el orgullo americano. La vida consiste en esto. Puede que usted piense que ha de haber algo más, pero en el momento en que se da cuenta que está solo, viendo la televisión, da por sentado que esto es todo lo que existe ahí afuera, y que es una locura pensar en que haya otra cosa. Y desde el momento en que está prohibido organizarse, lo que es totalmente decisivo, nunca se está en condiciones de averiguar si realmente está uno loco o simplemente se da todo por bueno, que es lo más lógico que se puede hacer."

"Será cuestión de conseguir que los sujetos que forman el rebaño se queden en casa viendo partidos de fútbol, culebrones o películas violentas, aunque de vez en cuando se les saque del sopor y se les convoque a corear eslóganes sin sentido, como Apoyad a nuestras tropas."

"Muchos ciudadanos consideran que, confortablemente instalados en el sofá de su salón y viendo en la pequeña pantalla una sensacional cascada de acontecimientos a base de imágenes fuertes, violentas y espectaculares, pueden informarse seriamente. Es un error."

"el informativo televisado, estructurado como una ficción, no está hecho para informar, sino para distraer. A continuación, porque la sucesión rápida de noticias breves y fragmentadas (unas veinte por cada telediario) produce un doble efecto negativo de sobreinformación y desinformación. Y, finalmente, porque querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica."

Un libro muy interesante para tomar conciencia del papel sumiso de la sociedad y aceptar como verdades absolutas los mensajes que mandan los poderes políticos a través de la complicidad de los medios.

Muy recomendable. Es un libro que es corto, pocas páginas, pero intenso.

Puntuación: 5/5

Sinopsis

La propaganda es a la democracia lo que la cachiporra al estado totalitario. Chomsky nos muestra, tomando casos concretos, qué son las técnicas de persuasión, cómo y quién las aplica, con qué intenciones y cómo actúan sobre nosotros. Ramonet da un paso más. Examina, e ilustra con hechos, cómo los medios de control y vigilancia se han multiplicado con la fantástica capacidad de las nuevas herramientas. ¿Quién tiene la propiedad de estos medios?

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Personajes principales y secundarios