Reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells



Tras leer El mapa del tiempo de Félix J. Palma decidí que debía leer la novela de la máquina del tiempo de Wells.
No me extraña que en su tiempo creara revuelo no solo por su idea de una máquina que viajase en el tiempo sino por su profética imagen del futuro. 
En este caso, la novela solo plantea la posibilidad de viajar hacia el adelante. 
La novela está narrada en primera persona, un narrador que deja constancia de su experiencia con el viajero del tiempo. Más adelante, aunque la narración sigue en primera persona, el narrador es el propio viajero del tiempo, que nos explica sus vivencias del futuro.
El libro empieza con una reunión entre el narrador, un psicólogo, un corregidor, un doctor, un tal Filby, que es un personaje antagonista a las ideas que se exponen, y el viajero a través del tiempo. En esta reunión se discute sobre la posibilidad de viajar en el tiempo. Es aquí que el viajero a través del tiempo presenta su máquina.
Más adelante, vuelve a convocar a las mismas personas además de periodistas. El viajero aparece demacrado y es entonces que explica su experiencia.
Nos relata que ha viajado al año 802.701 y ha presenciado la decadencia de la humanidad.
La visión de Wells sobre el futuro es realmente muy pesimista. Los humanos se han dividido en dos especies, Los Eloi, que viven en la superficie, son seres delicados, infantiles, ociosos. Todos visten igual, son imberbes, de gran belleza y perfección. La población es escasa y aquí es curioso como Wells vaticina unos de los problemas que asolará el planeta. Dice lo siguiente:
"La dificultad del aumento de la población había sido resulta, supongo, y la población cesó de aumentar."
La otra especie son Los Morlocks, que viven bajo tierra, les molesta la luz y parecen trabajar para los de arriba. Wells hace una crítica al uso del espacio como diferenciación social, comparando esto con las estructuras de ciertas ciudades en las que los barrios ricos se sitúan en las afueras, alejadas de las partes industriales. 
Sin embargo, esta estructura no es lo que parece, pues Los Morlocks trabajan para Los Eloi para mantenerlos con vida pues son parte de su alimento. Es una relación inversa, en la que los obreros son los que realmente dominan el orden mundial.
Wells no solo nos plantea el tema de los viajes en el tiempo, si no también una crítica social hacia la cultura del ocio y la diferenciación social.
"Sobre el suelo habremos de tener a los Poseedores, buscando el placer, el bienestar y la belleza, y debajo del suelo a los No Poseedores, los obreros se adaptan continuamente a las condiciones de su trabajo".
He visto cierta influencia en la novela de David Mitchell, el atlas de las nubes, que juega con varias historias situadas en el tiempo. Una de ellas la sitúa en un futuro post-apocalíptico, en el que la humanidad se ha deteriorado de tal manera que incluso el lenguaje está destrozado. Parece una vuelta a los orígenes. Y la otra  influencia es la historia de los Sonmi, clones que viven bajo tierra que se dedican a servir a los Consumidores de arriba. 
Wells crea muy bien un ambiente asfixiante y pesimista situado en el futuro, que descripciones interesantes sobre el paisaje de la tierra, dominada por la naturaleza y las ruinas de épocas anteriores.
Interesante novela de ciencia-ficción y crítica social.

Sinopsis

Obra que se halla en los inicios de la novela de ciencia-ficción, La máquina del tiempo (1895) sigue conservando el mismo poder de fascinación y vigor narrativo que le valieron el éxito inmediato en el momento de su publicación. Afortunada síntesis de los conocimientos científicos del autor, del maquinismo que hacía furor en la época y de la visión escéptica de H.G. Wells (1866-1946) respecto al rumbo tomado por la sociedad que le tocó vivir, el relato ­un clásico­ describe un futuro inquietante en el que dos razas semibestiales, los eloi y los morlock, comparten en una peculiar simbiosis un planeta extraño y desolado sobre el que se han cernido catástrofes y transformaciones, pero en el que brilla aún, como tenue esperanza, un hálito de humanidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux